gMsj8AbS

Manipulación y Política en Sanción

Cárdenas fue sancionado por tres meses de suspensión, pero debido a que ya tiene 30 días cumplidos por el hecho del castigo temporal, que tenía por el proceso, solo tendrá que cumplir los otros 60 días. Cosa que no comparte y agrega que apelará.

Como tema manipulado, matiz político y una injusta sanción que ya fue apelada, de esta manera resume el directivo del Alianza FC, Rubén Cárdenas hijo, sobre la suspensión de tres meses que ayer oficializó la Comisión de Disciplina de la Federación Panameña de Fútbol (Fepafut), por el caso de racismo hacia el jugador del Chorrillo FC, Elkin Mosquera.

La suspensión de Cárdenas por los tres meses es en todas las categorías en las que es o pueda ser parte.

“No se tomaron en cuenta elementos probatorios que presentamos, donde hay una persona confesa que cometió el acto, hay un policía que lo corroboró, está certificado por un notario público”, dijo el directivo ayer.

Cárdenas hijo agrega que hay un informe arbitral que tiene irregularidades y contradicciones, y que la Comisión Disciplinaria se basó en eso para sancionarlo.

En el informe el árbitro sostiene que estaba a 3 metros de nuestro palco, que conversó con Mosquera, y eso es falso, él estaba a unos 40 metros, no habló con el jugador, el árbitro detuvo el juego y tampoco estaba viendo nuestro palco, en el vídeo eso se observó, explicó.

El dirigente que presentó ayer la apelación por el veredicto, añadió que lo han condenado en forma injusta, de racismo, cuando Alianza es una institución con más de 50 años en el fútbol panameño y está integrada por un 95% de personas de tez morena. “De ninguna manera somos unas personas racistas”, recalcó.

Cárdenas hijo sostiene que todo esto tiene un “matiz político”, porque vienen las elecciones y él se opone a la actual directiva que preside Pedro Chaluja.

“Yo voy a apelar, no estoy de acuerdo”, indicó el directivo aliancista, y añadió que tampoco se quedará callado.